Manuel Pérez G. V. Procesión del Corphus. Navia, 1913.

Año en que nace nuestro predecesor, el semanario «Río Navia». Año en que es inaugurada la estatua de Campoamor, en el Parque del mismo nombre. Año en que se ve pasar por Navia, causando sus evoluciones gran estupefacción, el primer avión.

 La procesión del Corphus Christi, revestida de especial solemnidad, condicionaba la salida del Santísimo Sacramento seguido en hilera interminable por todas las imágenes de la iglesia, que derivaban la atención del culto principal. Era todo un acontecimiento que el pueblo aprovechaba para lucir sus mejores galas.

La Banda de Ramón de Quinco, como era normal en todos los acontecimientos de la época, cerraba con sus notas la comitiva. En primer plano, «las avellaneiras» trataban de hacer su pequeño agosto.