ON PRESS ...

MAIN

General Data

How it works

Photography

Repercussions


La Nueva España /Occidente - 19 /May /03
repercussions

La solución se llama "chapapotera"
La máquina limpia, según su inventor, 70.000 toneladas de fuel a la semana

Luis Ríos Carballal, el inventor de la «chapapotera», ha ofrecido los primeros cálculos de resultado de su máquina limpiadora de fuel. Por increíble que parezca, la «chapapotera» de Ríos Carballal hubiera acabado, según afirma su inventor, con el galipote existente en el interior del «Prestige» (70.000 toneladas de fuel) en una semana, y eso con sólo una máquina de seis metros de ancho.
Ríos inventó una máquina que extrae, según afirma su creador, «los vertidos sea cuál sea su densidad, las condiciones marinas en las que se trabaje y la profundidad a la que se encuentre la mancha». Ríos ideó un rodillo flotante y giratorio de seis metros de largo y tres de diámetro que incorpora ciento veinte paletas en cada una de las tres hileras recogedoras que posee. La máquina se instalaría entre los dos cascos de un catamarán, lo que la protegería de las olas y encauzaría los vertidos.
Las paletas incorporadas en el cilindro giratorio empujarían el vertido hacia un peine situado tras el rodillo, que a su vez lo depositaría en un tanque y limpiaría las paletas para la próxima vuelta. El petróleo que se deslice de éstas por la acción de la gravedad sería recogido por el mismo cilindro y la siguiente hilera de paletas, cuya nueva carga ayudaría en el proceso de empuje. Desde los tanques iniciales, el vertido se expulsaría a un depósito de recogida de gran capacidad por medio de bombas de extracción. En el caso de que la mancha apareciese fuera del alcance del rodillo flotante, es decir, a más de dos metros de profundidad, una tubería instalada entre las quillas de los cascos del catamarán la reflotaría mediante aire a presión.

Cuando la liquidez del petróleo fuera máxima, esas paletas incorporarían unas cerdas metálicas que harían las veces de red. El problema de la descomposición de las manchas en «galletas» «también tiene solución», según el inventor de la «chapapotera».
Ríos ha ideado unas compuertas con redes muy finas que se instalarían por delante de la máquina y entre los cascos del catamarán. Al atropellar las «galletas», éstas se quedarían en la red. Cuando la cantidad de pequeñas manchas acumuladas llegase al tamaño preciso, se abrirían las compuertas hacia el interior y la máquina las recogería en masa.
El inventor ha calculado que, en condiciones normales de la mar, su máquina, funcionando a diez vueltas por minuto, con un espesor de fuel de cuatro centímetros y a una velocidad de dos kilómetros por hora, recogería 240 kilos por vuelta de cada hilera de paletas. Eso se traduce en 720 kilos extraídos por vuelta del cilindro, que a la semana serían 72.576 toneladas de fuel extraído. Cantidad aún mayor que la que trasportaba el «Prestige». Si la «chapapotera» de Ríos hubiese existido antes de la catástrofe, y si los datos que ofrece su inventor son ciertos, los vertidos se habrían recogido en la mar en una semana, evitando que llegasen a la costa, donde se han sufrido los mayores daños.